Salud Running

“Rodilla del corredor”. Tercera parte: El vendaje de Mc Connell puede aliviar el dolor al correr

¿Alguna vez te perdiste una sesión de entrenamiento por tener dolor en la rodilla? O peor aún, ¿alguna vez tuviste dolor durante el entrenamiento, y al día siguiente te resultó difícil subir y bajar escaleras, agacharte, o incluso caminar? Si la respuesta es afirmativa, esta nota puede ser de tu interés.

El dolor de varias semanas de duración, que técnicamente se conoce como “dolor crónico”, es extremadamente frecuente en el deporte. Y todo deportista que ha sufrido dolor persistente en una parte de su cuerpo, quiere tener alguna alternativa, algún caballito de batalla, algún salvavidas al cual recurrir ni bien el dolor retorna. Aquel aún más aplicado al cuidado de su salud deportiva, querrá también contar con alguna carta para prevenir el dolor post-ejercicio, ya que pocas cosas son más frustrantes que pensar que el deporte que nos gusta, también nos causa sufrimiento.

Por ejemplo, un corredor que vivió en carne propia una tendinitis aquiliana sabrá de la importancia de usar su juego de plantillas hechas a medida y de dedicar un buen rato a la elongación. No son pocos los corredores que conocen y disfrutan de una sesión diaria de autotratamiento con los duros cilindros de revestidos de goma (conocidos como “foam rollers”), para reducir o prevenir esas molestas contracturas en los músculos del muslo o la pantorrilla. Pero ¿cómo prevenir o aliviar el dolor de rodilla de manera rápida? Una respuesta a esta pregunta es el vendaje funcional creado por Jenny Mc Connell. Esta kinesióloga australiana es experta en esta temática, y ha publicado numerosos artículos y capítulos de libros como para confiar profundamente en sus recomendaciones.

El vendaje de Mc Connell, como todo vendaje funcional, cumple con la premisa básica de facilitar la función -en este caso, usar la rodilla libremente para correr- sin hacer que la rodilla pierda movilidad; es decir, lejos de la idea generalizada de que, ante el dolor, es preferible evitar el movimiento, los vendajes funcionales tienen el objetivo de reemplazar algo que falla, pero sin inmovilizar la articulación. Es frecuente que cuando se le propone a un paciente la aplicación de un vendaje, éste piense inevitablemente en algo parecido a un yeso. Nada más apartado de la realidad. Los vendajes funcionales, correctamente realizados, son extremadamente cómodos y eficaces.

En los últimos años, los vendajes neuromusculares, conocidos también como K-Taping o Kinesio Taping, han ganado gran aceptación. A diferencia de estos vendajes, que se realizan con un material elástico y de una amplia gama de colores, el vendaje de Mc Connell es rígido y se realiza con dos materiales distintos. Es necesario dejar en claro que ningún vendaje es mejor que otro, sino que cada deportista debe usar aquel con el que se sienta más a gusto. Personalmente soy partidario de los métodos rígidos, pero esto de ninguna manera significa que dicha opción sea la más efectiva. Una ventaja del vendaje frente a otras formas de tratamiento es que el deportista puede aprender a realizarlo y no depender de la presencia del kinesiólogo.

El vendaje de Mc Connell clásico se conforma con dos materiales. El primero es de tipo poroso, de gran adhesividad a la piel, y se coloca directamente sobre ésta cubriendo la rótula. Dependiendo de la preferencia del profesional o del paciente, pueden aplicarse 1 ó 2 tiras. Los hombres preferirán rasurar el bello de la parte de delante de la rodilla para evitar las molestias al retirarlo. El otro material, de color piel (ver videos) no se comercializa en la Ciudad de Rosario, pero puede ser reemplazado por el material típicamente utilizado para confeccionar los estribos de tobillo, rígido y de color blanco, y que se aplica sobre el primero, sin contactar con la piel. Las tiras de este material se aplican desde afuera hacia adentro. El siguiente video demuestra cómo utilizar correctamente el vendaje.

https://www.youtube.com/watch?v=Mos5o1v3iFo

https://www.youtube.com/watch?v=HoijvTUf9xQ

 

En la descripción original del vendaje de Mc Connell, se propuso corregir todas las desviaciones que puede presentar la rótula, utilizando varias tiras en múltiples direcciones. La experiencia demuestra que esto no es necesario, y que, con sólo desplazar la rótula hacia adentro, es decir, en dirección a la rodilla opuesta, el vendaje puede ser altamente efectivo.

 

 

La imagen muestra la colocación del vendaje del lado derecho con la rodilla extendida. En la imagen de la derecha se muestra el procedimiento finalizado, pudiéndose apreciar cómo la piel queda desplazada hacia adentro. La imagen siguiente muestra la misma técnica, pero partiendo con la rodilla más flexionada.

 

 

 

Mucho se ha teorizado sobre cómo el vendaje actúa para aliviar el dolor. Es sabido gracias a estudios con resonancia magnética, que el vendaje no tiene la capacidad de cambiar la posición de la rótula. Contrariamente, el vendaje podría ejercer sus efectos estimulando los pequeños receptores del sistema nervioso, que se encuentran tanto en la piel como en tejidos más profundos. Lo que sí se sabe, es que puede aliviar el dolor inmediatamente posterior a la aplicación, que mejora el funcionamiento del músculo cuádriceps a la hora de agacharse y correr, y que facilita la realización de ejercicios de fortalecimiento.

A modo de resumen:

  • El vendaje de Mc Connell es una forma rápida y no-invasiva de tratamiento del dolor de rodilla.
  • Aunque su mecanismo de acción no se conoce por completo, actúa inmediatamente mejorando la actividad muscular y facilitando el funcionamiento de la rodilla.
  • El deportista puede aprender la forma correcta de aplicación, ganando autonomía en el cuidado de su rodilla y evitando tomar medicamentos.
  • Aunque no se ha dicho, es importante que el deportista sea consciente de que el vendaje es una medida para aliviar el dolor sólo a corto plazo; en caso de dolor persistente, es aconsejable consultar al profesional correspondiente.

 

Con el deseo de que la nota sea del agrado de los lectores de Kabrerix, me despido nuevamente y… ¡hasta el próximo encuentro!

 

Imagen de usuario | Diego Bordachar

SOBRE EL AUTOR

Diego Bordachar


Sponsors

Kabrerix está sponsoreado por las siguientes marcas: